Instantánea

Foto: Lena Len.
Texto: Juan Madero.



Demasiado suplicio para que se me borre



¿Qué pasa?
¿Te pensás que no tengo memoria?
¿Que no sé lo que paso en este país hace más de treinta años?
¿Que no se que el señor que está en ese afiche descascarado es malo, malo?

Que jugó a los policías y ladrones y él hacía de policía, el capanga dueño de la vida o de la muerte. El milico mesiánico que combatía a una juventud maravillosa que luchaba por una sociedad sin explotación, sin lobos del hombre.

Trato de hacer memoria, de recordar a mis padres contándome lo que pasó, acá, allá, en todos lados.

Me tapo los oídos y recuerdo a todos esos jóvenes, a todos esos hijos arrancados de sus madres, de sus vientres. Trato de hacer memoria. Mirando miradas. Mirando rostros. Barbas, caras lisas, pelos largos y flequillo, rubias y morochos, jóvenes y no tanto. Todos en la calle pidiendo verdad, memoria y justicia. Todos en la calle, pidiendo que los asesinos estén tras las rejas. 30.000 almas presentes apoderándose de las calles y de una generación que los recuerda, que los llora, pero los remplaza.

Con la humildad de la lucha de todos los días. En las calles nosotros, nosotras. En el banquillo de los acusados ellos. Militares asesinos. Civiles cómplices de un plan macabro. En las calles siempre nosotros.Militando.

Pidiendo Memoria, Verdad, Justicia.

No olvidamos
No Perdonamos
No Nos Reconciliamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario